Felipe de Jesús Álvarez Cibrián, presidente de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos en Jalisco (CEDHJ), reconoció el rezago en materia de tortura que prevalece en la entidad, ya que indicó que hay casos donde pese a que existe el reconocimiento público de la aplicación de tortura por parte de instituciones o presidencias municipales, lamentablemente el cumplimiento a la reparación de los daños de las víctimas hay sido nulas, o las instituciones involucradas “sancionan muy poco”. Como ejemplo citó que en el último periodo (hasta marzo del 2016) recibieron poco más de 500 quejas, de las cuales se emitieron 47 recomendaciones y de éstas, sólo dos funcionarios fueron penalmente sancionados.

[pro_ad_display_adzone id=58758]

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here