Dra Bertha Alicia Arce Chávez

Por Gabriela Arreola

Una de las premisas que se han manejado como beneficio de la implantación del modelo ruta-empresa en la ciudad de Lagos de Moreno es que la calidad del aire mejorará debido a que las unidades, en su mayoría obsoletas, se cambiarán por vehículos que funcionarán con gas. No obstante, la especialista en medio ambiente, contaminación y prácticas saludables del Centro Universitario de los Lagos, Bertha Alicia Arce Chávez, indica que esto sólo tendrá un impacto en el medio ambiente a corto plazo, sólo si a las unidades se les da el debido mantenimiento. Según su opinión, se debe trabajar en la creación de más áreas verdes y arboladas.

Las nuevas unidades no son la única respuesta

Arce Chávez dice que la mayor contaminación en Lagos de Moreno es de tipo sólido y líquido y proviene de las empresas dedicadas a la producción de alimentos. Sin embargo, debido a las condiciones geográficas de la ciudad y al clima, aunado a los problemas de movilidad y a la falta de vegetación, en ciertas épocas e incluso momentos del día, puede aumentar el índice de contaminación atmosférica.

“Sí se concentra más porque estamos en una parte baja y no hay la dispersión necesaria de estos contaminantes, tenemos un alto índice de parque vehicular a comparación de la posibilidad de movimiento, de movilidad que hay en la ciudad, porque son calles estrechas, cada vez más con estas remociones que están haciendo por nuestra condiciones de pueblo mágico, entonces, hay mucha más movilidad a menores velocidades por lo que se puede concentrar más. Un factor que afecta es el hecho de que no tenemos vegetación que pudiera ayudarnos en el procesamiento y absorción de esto contaminantes, necesitamos áreas verdes que casi no tenemos”, explica.

Sin estudios ni información sobre la calidad del aire

A pesar de que hace algunos meses la Dirección de Ecología en el municipio emitió información acerca de la calidad del aire en una Sesión de Comisión de Justicia y Derechos Humanos, donde se afirmó que la contaminación de este medio proviene en su mayoría del parque vehicular, y específicamente de los camiones urbanos, Arce Chávez indica que no existe ningún estudio sobre la contaminación atmosférica en el municipio. Además, dice que es evidente que los gases emitidos por las unidades del transporte público contribuyen a la polución del aire.

”En las condiciones actuales, sí, porque es evidente que las combustiones son inacabadas porque si vemos o vamos detrás de un camión o estamos parados y pasa un camión urbano vamos a ver ese humo negro que habla de una combustión no acabada porque es un humo muy denso y entonces todavía lleva algo de gases que no se quemaron completamente, más el mantenimiento no tan frecuente, no tienen un mantenimiento adecuado, entonces sí, por lo que se ve, por la visualización de las emisiones, sí es un riesgo para la salud ambiental”.

Las unidades, de instalarse el modelo ruta-empresa, tendrían que utilizar combustibles más amables con el medio ambiente e incluso deberían contar con reductores de ruido para evitar la contaminación auditiva. Pero, comenta la Arce Chávez, se tiene que trabajar en temas de movilidad que tienen que ver con la planeación de la ciudad y con la creación de áreas verdes y arboladas.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here