Por Paúl Martínez Facio

La comunidad La Virgen, ubicada sobre el libramiento carretero norte, ha visto cómo las transformaciones que la industria ha producido en Lagos de Moreno en esta zona, no se han reflejado en una mejor calidad de vida para sus habitantes, pues a pesar de que el asentamiento tiene preminencia al propio libramiento carretero y al parque industrial con el que comparte el apelativo, nada de esta urbanización es detectable en las vialidades de la comunidad, que mantienen sus condiciones de terracería en mal estado. Sobre las vialidades del asentamiento, escuchamos a los vecinos:

«Están demasiado feas, y en otras comunidades que están más retiradas ya están bien bonitas, compuestas y esto y lo otro, pero aquí  no sé,  a pesar de que estamos aquí bien cerquitas del centro, como que nos dejan de a tiro bien abandonados».

«Muchísimo se batalla, caminos que no se prestan para andar, por lo mismo que están muy descompuestos».

«Se pone atascoso, se llena de agua y todo, aquí en estos días, nomás porque ya se orearon los charquillos, porque los charcos hacen que haya hoyitos».

El problema se recrudece en esta temporada, pues con la llegada de las lluvias los caminos llegan a ponerse intransitables. Las reparaciones que se hacen a estas vialidades, son escazas, y además, insuficientes, pues generalmente sólo se les ha dado un mantenimiento temporal. Así lo manifiestan residentes de la zona:

«Nomás meten la máquina, nomás le raspa, ¡no! No necesita raspada, necesita que le rellenen, y la grava es igual, llega el agua, se la lleva».

«Hace poco, el día de la fiesta nos echaron viajes de grava, no, nomás viera qué atascadero, cuando llueve, toda el agua, nosotros lo que nos urge es que nos lo empedraran, porque hay tanto carro, moto que pasan, hemos pedido ayuda al presidente de aquí, pero no, no nos quiso ayudar para nada el de aquí, que es el “Güero”  Márquez»  .

No se trata de una carencia de recursos por parte del ayuntamiento, pues se ha visto cómo en otras localidades cercanas se han realizado proyectos de empedrado para mejorar sus vialidades, sino que es más un caso de abandono e indolencia hacia esta comunidad,  de la cual se han aprovechado los recursos, tanto para el desarrollo de lo que en su momento fue el primer parque industrial, como anteriormente para la construcción del libramiento carretero norte, y a cambio no se le ha dado la retribución mínima que se pudiera esperar. Escuchamos el sentir de los habitantes de la zona:

«Allá para la Orilla del Agua, yo quisiera que así compusieran, fíjate, ya compusieron lo que le dice uno la Cuesta Blanca hasta para allá, todo aquello ya está muy bonito, muy empedrado, muy bonito, aquí nomás le echan grava y creo que es soquite. Aquí en la Ladera también, está muy compuesta la calle también, y ahora pues, como te digo, echaron esas cochinadas y no era ni grava, ha de haber sido puro chaute, según yo salí de misa, y no, yo traía según zapatos nuevos, me los puse hasta de tacones, pa’ su pinche atascadero».

La comunidad de La Virgen, es el claro ejemplo de cómo en el modelo de desarrollo que se ha planteado para Lagos de Moreno en al menos los últimos 20 años, se ha priorizado la industrialización de algunas áreas, sin pensar en generar una mejor calidad de vida, tanto para los laguenses en general, pero en particular para aquellos residentes en las zonas designadas como industriales.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here