Ciudad Guzmán, Jalisco.

Zapotlán el Grande busca convertirse en ciudad sensible al agua, con certificaciones por parte de la Asociación Mexicana de Sistemas de Captación de Agua de Lluvia.

José Arturo Gleason Espíndola, presidente de la Asociación Mexicana de Sistemas de Captación de Agua de Lluvia, explica que, para esto, es necesario el ahorro del agua, así como contar con una infraestructura que funcione en buenas condiciones, es decir, una red sin fugas ni inundaciones, y que el agua se aproveche al máximo.

Gleason Espíndola menciona que es importante comenzar a capacitar a los ciudadanos con conocimientos básicos como el ciclo del agua, con el propósito de que conozcan cómo llega el agua a sus hogares y que comprendan lo que sucede después, ya que, debido a la falta de información no es posible avanzar en la cultura del cuidado del agua.

El presidente de la Asociación Mexicana de Sistemas de Captación de Agua de Lluvia comparte algunas de las metas para una ciudad sensible al agua, como lo es; la gobernanza sensible al agua, la mejora en la productividad y eficiencia de los recursos, el incremento del capital humano y la mejora en la salud ambientad o ecológica.

En el municipio de Zapotlán el Grande, el regidor, Manuel de Jesús Jiménez Garma, ha sido el primer zapotlense en tener el certificado como promotor en la tecnología en captación de agua de lluvia.

La certificación acredita a los participantes en un nivel básico sobre el manejo del agua, con una vigencia de dos años, lo que permitirá al municipio convertirse en ciudad sensible al agua.

Marisol Chávez