La enfermedad hemorroidal, es una alteración de la estructura de las venas, de los plexos hemorroidales y/o del tejido de sostén de la zona anorrectal.

Esta patología es frecuente, ya que el 50% de las visitas que se reciben en una unidad colorrectal son por este motivo. Aunque se estima que la prevalencia está en torno al 5% en la población general, la frecuencia varía notablemente de unos estudios a otros, debido a que se trata de un trastorno por lo general leve y en muchas ocasiones el paciente no acude a la consulta.

Ante los casos leves, puede ser suficiente la adopción de medidas higiénico-dietéticas dirigidas principalmente a combatir el estreñimiento y disminuir los síntomas locales, como picor o escozor.

Si estos síntomas no mejoran, se recomienda el tratamiento farmacológico y, en aquellos pacientes con hemorroides que no respondan ni a los fármacos ni a las medidas higiénico-dietéticas, se recurrirá al tratamiento quirúrgico. Es importante consultar a tu médico para un diagnóstico y tratamiento adecuado.