En esta ocasión, hablaremos de los encuentros sexuales fallidos o decepciones sexuales, los cuales no se reducen, solamente a la práctica coital o penetración. Hablaremos desde las relaciones entre hombres y mujeres de la antigua Grecia, en donde éstas se realizaban por un propósito meramente reproductivo, ya que todo el espectro del erotismo solo era explorado entre las relaciones de un hombre con otro hombre (relaciones homosexuales). De igual forma, viajaremos hasta Roma donde las orgías, el opio y el vino, eran dadores de placer.

Además, quédate a escuchar algunos tips de “los miserables”, para llevar un encuentro sexual fallido a un encuentro sexual exitoso.