Ciudad Guzmán, Jalisco

A finales del mes de abril las parcelas de cactáceos se verán cubiertas del fruto de la pitaya en el municipio de Techaluta de Montenegro, y es que en este 2020 las condiciones del clima han favorecido para que la flor no caiga y como consecuencia esto beneficia para producir mayor cantidad de este fruto.

En este año esperan un aumento de producción del 15 por ciento, en relación al 2019, esto debido a que las nuevas plantaciones de cactáceos ya van a dar fruto, pero también, a las buenas condiciones del clima, por lo que una parcela en edad productiva podría generar entre 8 y 10 toneladas por hectárea, explica Ricardo Navarro Hernández, coordinador técnico de los productores de pitaya en Techaluta.

Sin embargo, la alta producción y el panorama de la pandemia COVID-19 es algo que preocupa a los productores, ya que en este 2020 esperan exportar a Estados Unidos y en un inicio se había mencionado que la frontera entre México y Estados Unidos iba a estar cerrada, pero hasta el momento, anuncian que el fruto sí podrá llegar al extranjero. Otro de los factores a preocupar son los protocolos que deberán seguir los productores que acuden a la Zona Metropolitana a vender el fruto, ya que no saben el panorama sanitario que pueda existir por el COVID-19 y el 70 por ciento de la producción es vendida en la zona metropolitana.  

En lo que respecta a la exportación el técnico de los productores de pitaya señala que las parcelas ya están certificadas y que esperan exportar por lo menos un embarque con cuatro toneladas a Los Ángeles, California.

Actualmente el municipio de Techaluta cuenta con 300 hectáreas de plantación de este fruto.

Por Isabel González