Tras el anuncio del gobierno municipal de Zapotlán El Grande de que el cementerio “Miguel Hidalgo” permanecerá cerrado los días 31 de octubre, así como el 1 y 2 de noviembre, comerciantes aledaños al panteón manifiestan su preocupación por esta decisión.

La señora María Elena García quien atiende una florería enfrente del cementerio menciona que este hecho les afectará de manera significativa, y expresa que una mejor opción era poner filtros sanitarios esos días para no afectar las ventas, pero reconoce que cerrar el panteón es lo mejor para la salud de todos.

Por otro lado, la señora Lilia Martínez Mendoza dueña de otra florería expresa que esta disposición de las autoridades solo les pegara más a su economía, que desde que inició la pandemia en marzo sus ventas han disminuido un 70 por ciento.

Además, la señora María Elena señala que en años anteriores lo que más les pedían era la flor de cempasúchil, sin embargo, comenta que ahora la gente ya no está pidiendo estas plantas, por lo que incluso sus proveedores le mencionan que van a tener que tirar mucho cempasúchil.

Lilia Martínez también menciona que sus ventas en día de muertos ascendían a 30 mil pesos, pero debido a la actual situación prevé que estas ventas apenas lleguen a unos 6 mil, apenas lo justo para pagar renta y comida.

Por: Guillermo Tovar