Nacionales de Washington
Fotografía: Elsa - Getty Images - AFP
Washington, D.C., Estados Unidos.

Los Nacionales de Washington lograron coronarse por primera vez en su historia tras imponerse 6-2 a los Astros de Houston.

Además, el equipo capitalino se convirtió en el primer campeón de Grandes Ligas que gana los cuatros juegos como visitante. El partido inició bien para los locales con un vuelacercas en solitario de Yuli Gurriel en la segunda entrada. En el quinto episodio, Max Scherzer se metió en problemas y permitió un sencillo de Carlos Correa que impulsó a Springer a la registradora.

Pero la noche de Brujas se les adelantó un día a los Astros, ya que después del séptimo rollo la noche fue un desastre. Zach Greinke que había tenido una noche espectacular con solo un hit permitido, vio como Anthony Rendon acercaba a los Nationals con un homerun.

Posteriormente, el abridor de Houston, le dio pasaporte a Juan Soto. Con eso basto para que el manager A.J. Hicks perdiera la cordura y sacó la grúa para darle la pelota a Will Harris, una decisión que será recordada para siempre, ya que de inmediato el relevista recibió un cuadrangular de dos carreras de Howard Kendrick que significaron la voltereta. Fue Roberto Osuna, quien tuvo que subir a la lomita para apagar el fuego.

Para la mala fortuna del “Cañoncito”, en el octavo rollo, Soto remolcó a Adam Eaton desde segunda para por el 4 a 2 en la pizarra. Ya en la novena, totalmente desmotivados, Astros permitió dos rayitas más, mientras que Daniel Hudson cerró de manera perfecta al sentenciar de manera consecutiva a los tres bateadores rivales y darle su primera Serie Mundial a los Nationals.

David Nava

David Nava

Egresado del ITESO, en la carrera de Comunicación y Periodismo, generación 2014-2018.
David Nava