Libia
Emergency workers and other recover bodies after an airstrike killed nearly 40 at Tajoura Detention Center, east of Tripoli on early July 3, 2019. - Nearly 40 migrants were killed and more than 70 wounded in an air strike on their detention centre in a suburb of the Libyan capital Tripoli, an emergency services spokesman told AFP. "This is a preliminary assessment and the toll could rise," said spokesman Osama Ali. He said 120 migrants were detained in the hangar, which was directly hit by the strike. (Photo by Mahmud TURKIA / AFP)
Naciones Unidas, Estados Unidos.

El Consejo de Seguridad de la ONU no alcanzó un acuerdo para condenar el ataque contra un centro de detención de migrantes en Libia que dejó más de 40 muertos después de que Estados Unidos decidiera no apoyar la declaración, dijeron diplomáticos.

En una sesión a puerta cerrada de dos horas, Reino Unido hizo circular una declaración que condenaba el ataque atribuido a las fuerzas del mariscal rebelde Jalifa Haftar, llamaba a un cese al fuego e instaba a regresar al diálogo político.

Pero los diplomáticos estadounidenses aseguraron en la reunión que requerían el visto bueno de Washington para ratificar el texto y las conversaciones finalizaron sin la aprobación de Estados Unidos, dijeron las fuentes a la AFP.

El martes, al menos 44 personas murieron tras un ataque aéreo contra un centro de migrantes en Tajura, en la periferia de la capital libia, Trípoli. Más de 130 personas fueron gravemente heridas, según la ONU.

El embajador de Perú, Gustavo Meza-Cuadro, cuyo país ocupa la presidencia del Consejo, dijo a los periodistas que las conversaciones sobre la condena continuarían, pero que los diplomáticos del Consejo dijeron que no esperaban una respuesta.

Haftar, quien tiene el control del este de Libia, lanzó una ofensiva en abril para apoderarse de Trípoli, sede de un gobierno reconocido por la ONU y respaldado por varias milicias.

Diseño: AFP

Las potencias mundiales se han dividido sobre cómo responder a la campaña militar de Haftar, con Estados Unidos y Rusia negándose a respaldar los llamamientos de la ONU para un alto al fuego.

La declaración propuesta habría llamado a los bandos en guerra a “reducir inmediatamente la situación y comprometerse a un alto el fuego“.

El Gobierno de Acuerdo Nacional, con sede en Trípoli, aseguró que las fuerzas de Haftar eran responsables del ataque en el centro de detención.

Una declaración del Departamento de Estado publicada en Washington condenó el “abominable” ataque aéreo, pero no exigió un alto el fuego.

Anteriormente, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, dijo que estaba indignado y solicitó una investigación independiente sobre el ataque mortal.

Recordó que la ONU había compartido las coordenadas del centro de detención con las partes en conflicto para garantizar que los civiles que se encontraban en ese lugar estuvieran a salvo.