Video | Preparándose en el desierto para vivir en Marte

0
16
Video: AFP

Dhofar, Omán.

Voluntarios enfundados en trajes espaciales se adentraron esta semana en el desierto de Omán para realizar investigaciones y simulaciones de las condiciones de vida en el planeta Marte.

Patrocinado por el sultanato de Omán y con el apoyo de empresas y universidades, el programa AMADEE-18 lanzado este jueves fue organizado por el Austrian Space Forum.

Esta misión tiene lugar en tanto el multimillonario empresario estadounidense Elon Musk acaba de lanzar al espacio el cohete actualmente más potente del mundo, un logro que constituye una etapa hacia el transporte de humanos hacia Marte.

De regreso a la Tierra, en un remoto lugar del desierto omaní de Dhofar, investigadores, profesionales del espacio y simples apasionados se han reunido para sacar adelante el AMADEE-18.

En un campo rodeado de alambrado de púas y bajo la protección de las fuerzas armadas locales, realizan experiencias como cultivar verduras frescas en invernaderos de plástico o hacer rodar vehículos autónomos a través de terrenos sinuosos.

Los participantes también conducen vehículos munidos de baterías bajo un sol ardiente para concretar otras experiencias realizadas por investigadores universitarios.

El campo de construcciones prefabricadas, cuya mayor parte de elementos fueron instalados por una comisión omanesa antes de la misión, es un puesto de avanzada del confort en la Tierra: duchas calientes, climatizadores, un gigantesco iglú inflable que vierte aire y un laberinto de habitaciones servidas por un generador las 24 horas del día.

El Austrian Space Forum no dispone de un cohete como Elon Musk, pero sus miembros -algunos de los cuales trabajan en el dominio espacial- comparten la voluntad de éste en cuanto a innovar por fuera de las estructuras de los programas espaciales nacionales, extremadamente rígidos.

– Sitio especial –

El presidente del Foro, Alexander Soucek, dice que sus colegas están logrando un sitio especial con las simulaciones de Marte, y que están en condiciones de realizar sus investigaciones con más flexibilidad y agilidad.

“La mayor parte del dinero que utilizamos no es de los contribuyentes. Tenemos patrocinadores en la industria privada. Recolectamos dinero, creamos asociaciones e invitamos a la gente a unir sus fuerzas”, explica a la AFP.

El Foro no tiene una posición oficial sobre la exploración y la explotación minera en el espacio, pero Soucek cree que las futuras misiones sacarán partido de lo que encuentren.

“Une vez que lleguemos y vivamos en Marte, deberemos utilizar los recursos que encontremos allí puesto que no podremos llevar todo desde la Tierra. Es esto lo que se llama la utilización de recursos ‘in situ’. Por lo tanto tendremos que utilizar las cosas que encontremos: primero para mantener la vida allí, luego para apoyar las misiones y después, a más largo plazo, quizás para otras cosas”.

Desde 2015, Estados Unidos, bajo la presidencia de Barack Obama, y luego Luxemburgo se encuentran a la vanguardia de lo que se llama la nueva carrera hacia el espacio, creando marcos jurídicos que toleren la explotación minera.

La Unión Europea (UE) no ha tomado aún posición, puesto que sus miembros tienen divergencias al respecto.

“Usted puede simplemente ir y aprovechar recursos o no”, según Soucek. “hay algunos temas por arreglar desde el punto de vista técnico, económico y político. Pero, como siempre en el espacio, se trata de ciencia ficción. Quizás mañana se trate de la realidad”, añade.

Los astronautas voluntarios de AMADEE-18 dicen haber observado el lanzamiento del Falcon Heavy con admiración, pero tienen puntos de vista diferentes sobre sus implicaciones, así como de la comercialización del espacio.

“No se puede reivindicar ni la Luna, ni los asteroides, puesto que la explotación entra en una especie de vacío jurídico”, declara João Lousada mientras se coloca un exoesqueleto simulando la presión con la ayuda de tres técnicos.

De regreso al atardecer de una expedición motorizada en el desierto, Kartik Kumar, especialista en desechos espaciales, reflexiona sobre el rol y la responsabilidad de los viajeros espaciales.

“No deberíamos nunca olvidar que explorando nuestro propio planeta y el sistema solar, debemos asumir nuestra responsabilidad, en particular ética”, dice.

“Debemos encontrar un equilibrio entre posar un pie en Marte y reconocer que se trata de un patrimonio común y preservarlo para las generaciones futuras”, añade.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here