El actor británico Alan Rickman, poseedor de una voz única, y especialista en papeles de malvado que apareció en las películas de Harry Potter y en “Die Hard”, murió a los 69 años de un cáncer.

“El actor y director Alan Rickman murió de cáncer a los 69 años. Estaba rodeado de su familia y amigos”, informó este jueves su familia en un comunicado.

La muerte de Rickman, muy querido y admirado en el Reino Unido, se ha conocido la misma semana que la del cantante David Bowie. Ambos murieron de cáncer y a la misma edad.

Rickman encarnó al profesor Severus Snape en las películas del niño-mago Harry Potter, pero antes saltó a la fama con su papel del villano Hans Gruber, que se enfrentaba a Bruce Willis en “Die Hard” (“Duro de matar” o “La jungla de cristal”, según los países).

“Fue un auténtico privilegio” interpretar a Snape, el personaje que le dio fama mundial, dijo Rickman en una ocasión. “Tiene una vida solitaria. Misteriosa. Está muy concentrado. Al final te das cuenta de quién es”.

La escritora J.K. Rowling, la autora de las historias de Potter, expresó su tristeza: “no hay palabras para expresar lo impactada y triste que estoy después de conocer la muerte de Alan Rickman. Era un actor magnífico y un hombre maravilloso”.

Rickman fue además el presidente irlandés Eamon de Valera en “Michael Collins”, el marido infiel de Emma Thompson en “Love Actually” y el malvadísimo Sheriff de Nottingham en “Robin Hood: príncipe de los ladrones”, que le valió su único BAFTA, el óscar británico.

– Una vocación tardía –

El actor nació en Londres el 21 de febrero de 1946, en una familia modesta, y se formó, y trabajó, como diseñador gráfico, pero a los 26 años decidió estudiar como actor en la prestigiosa RADA (Royal Academy of Dramatic Art), por donde han pasado grandes actores británicos como Peter O’Toole, Richard Attenborough o Kenneth Brannagh.

“Hay una voz dentro de ti que te dice lo que deberías hacer. Hice algo de teatro de aficionados. Nuestro grupo de diseño tenía mucho éxito, pero podía ver que iba a hacerse repetitivo. Y vino esa voz y me dijo ‘el momento de cambiar es ahora o nunca'”, explicó sobre su transformación de diseñador a actor.

A lo largo de su carrera, actuó en más de 40 películas y un sinfín de obras teatrales, y ganó un Globo de Oro, por su papel en la miniserie de televisión “Rasputín”.

Su último trabajo fue en el montaje de “Las relaciones peligrosas”, el clásico de la literatura erótica francesa, en el teatro londinense Donmar Warehouse’s.

Dos películas suyas están pendientes de estreno. En abril llegará a los cines británicos “Eye In The Sky”, con Helen Mirren, en la que interpreta el teniente general Frank Benson en una historia sobre los drones en la guerra y sus víctimas colaterales. Finalmente, en mayo llegará “Alicia a través del espejo”, en la que se limita a prestar su esplendida voz a la oruga azul. 

Rickman se había casado recientemente con su amor de juventud Rima Horton, a la que conoció cuando él tenía 19 años y ella 18, y con la que llevaba conviviendo 50 años. No tenían hijos. 

Su colega en la serie de Harry Potter, el actor James Phelps, que interpretaba al niño Fred Weasley, dijo que acababa de morir “uno de los actores más amables” con los que trabajó.

El actor británico Stephen Fry se deshizo en elogios con Rickman: “que noticia más triste sobre Alan Rickman. Un hombre de semejante talento, atractivo y una presencia tan impactante en el escenario y en la pantalla. Se le echará mucho de menos”.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here