La leyenda británica de rock David Bowie murió de cáncer a los 69 años, tras una carrera excepcional y dos días después de la salida de su 25º álbum, una noticia acogida con gran sorpresa y dolor por el mundo de la música.

David Bowie murió en paz hoy rodeado de su familia al término de una valiente batalla de 18 meses contra el cáncer”, indicó un mensaje fechado el domingo y difundido este lunes en sus cuentas de Twitter y Facebook.

Su hijo Duncan Jones confirmó la noticia en Twitter y publicó una foto en blanco y negro en la que aparece él cuando era bebé sobre los hombros de su padre.

El anuncio sorprendió al mundo entero, puesto que Bowie no sólo logró que su enfermedad no saliera a la luz, sino que además publicó el viernes, día de su 69 aniversario, su último álbum, “Blackstar”.

En este trabajo, el artista camaleónico, que vendió 140 millones de álbums según estimaciones, demostró que seguía dispuesto a sorprender, introduciendo en él aires de jazz.

Su muerte suscitó una lluvia de reacciones en todo el mundo y en sólo cuatro horas, su nombre generó más de tres millones de tuits.

“Adiós David Bowie. Ahora estás entre #Héroes. Gracias por haber ayudado a hacer caer el muro”, escribió el ministerio alemán de Relaciones Exteriores en su cuenta de Twitter.

“Heroes”, un himno de la Guerra Fría, fue escrita por Bowie cuando vivía en Berlín a fines de los años 1970, para huir de su gloria y superar su dependencia a las drogas.

Los Rolling Stones lo calificaron de “artista extraordinario y único” e Iggy Pop, que colaboró con Bowie durante su periodo berlinés, señaló que su amistad fue “la luz” de su vida. “Nunca conocí a nadie tan brillante. Era el mejor”, dijo el cantante británico.

Madonna afirmó estar “devastada” y el rapero Kanye West aseguró que el artista fue una de sus “principales fuentes de inspiración”.

El diseñador británico Paul Smith, de 69 años, rindió homenaje a su amigo al presentar este lunes su colección masculina otoño-invierno 2016 en Londres. Habían trabajado juntos en una camiseta que lleva estampada la estrella negra del álbum “Blackstar”.

“Era una estrella desde hacía décadas, su talento era evidente, muy impresionante”, dijo.

– El hombre de las mil caras –

David Robert Jones nació el 8 de enero de 1947 en el seno de una familia modesta de Brixton, un barrio popular del sur de Londres. Abandonó el colegio en la adolescencia y saltó a la fama en 1969 con “Space Oddity”, una mítica balada sobre la historia de Major Tom, un astronauta que se pierde en el espacio.

A partir de entonces, multiplicó sus álbumes, cambió su música, encarnó diferentes personajes, convirtiéndose en el hombre de las mil caras, gracias a su formación como mimo, su gusto por los disfraces y la moda o su afición al teatro japonés kabuki. También participó en muchas películas.

No dejó de sacar discos y realizar giras hasta inicios de los años 2000, pero un problema cardíaco sufrido sobre el escenario durante un festival alemán en junio de 2004 puso fin a esta época tan fructífera.

Obligado a un largo reposo durante casi una década, sus apariciones fueron escasas, pero los últimos años volvieron a ser prolíficos.

Hace tres años, el músico británico ya había elegido el día de su cumpleaños para romper una sequía musical con la canción “Where Are We Now?”. Este tema lleno de referencias a su etapa berlinesa avivó una llama que algunos consideraban vacilante.

Dos meses más tarde, un nuevo álbum con acentos de rock, “The Next Day”, confirmó el regreso en plena forma del influyente artista.

Entre sus últimos proyectos, destaca el tema que acompaña los créditos de la serie de televisión franco-británica “The Last Panthers”, la comedia musical “Lazarus” y algunas colaboraciones, como en el último álbum de The Arcade Fire.

En “Blackstar”, representado por una misteriosa estrella negra de cinco puntas, la batería y el saxo comparten protagonismo con la inconfundible voz de Bowie.

El artista se divierte estirando y desestructurando sus siete temas, que superan ampliamente el formato estándar de tres o cuatro minutos. Hay también resonancias con sus trabajos anteriores, como el clásico “Low” (1977) o “Black Tie White Noise” (1993) que relanzó a Bowie después de los difíciles años 1980.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here