El cielo que vemos a través de la ventana o al salir a la calle no es el único que existe, hay uno más allá que difícilmente nuestros ojos podrían ver. Se trata de la grandeza del universo que se observa a través de fotografías, videos o pinturas, tal es el caso del mural cerámico del artista zapopano Javier Arévalo, quien se dice sorprendido de los grandes misterios que envuelve el cielo y quiso plasmar esta inquietud en su más reciente obra.

El nuevo cielo. Un mural de 11 por 6 metros de dimensión y una tonelada de peso colocado en la fachada principal del Instituto de Cultura Zapopan, la cual, tuvo que ser reforzada para poder resistir la obra.

El trabajo del tapatío de 77 años consta de 595 piezas de cerámica trabajadas también por artesanos tonaltecas. Javier Arévalo quien creció en las calles cercanas al centro histórico de Zapopan se dice agradecido por el reconocimiento que se le hace al inaugurar una galería con su nombre, y aunque asegura que no le gusta hacer trabajos por encargo, advierte que al final la idea de un mural de gran magnitud terminó por entusiasmarlo.

La galería más reciente del maestro Javier Arévalo,  lleva su nombre y se exhibirá en el Instituto de Cultura de Zapopan hasta el 30 de abril. Mientras que su mural ‘El Nuevo Cielo’ se postrará permanentemente bajo el cielo que, asegura Arévalo, todos conocemos.

PESPECTIVAS

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here