San José, Costa Rica

 

El número de usuarios de internet aumentó en América Latina un 20 por ciento en los últimos cinco años, pero la velocidad del servicio sigue siendo muy deficiente, según un estudio publicado este lunes por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

De 2010 a 2015 el número de habitantes que usaba internet subió del 35 por ciento al 55 por ciento, según el informe “Estado de la banda ancha en América Latina y el Caribe 2016” divulgado este lunes en San José.

En los últimos cinco años, los hogares conectados a internet crecieron 14,1 por ciento en promedio anual, alcanzando el 43,4 por ciento del total en 2015, lo que casi duplicó la cifra de 2010 aunque todavía más de la mitad no tiene acceso a este servicio.

Parte importante de la expansión se explica por el incremento de la penetración de la banda ancha móvil, que dio un salto del 7 por ciento al 58 por ciento de la población, impulsada por una disminución del precio y por la diversidad de los servicios ofrecidos.

En las bolsas de datos prepagadas, considerando los planes de 30 días, el costo de contratar un 1Mbps (megabit por segundo) como proporción del ingreso mensual per cápita que debe destinarse para acceder al servicio fue inferior a 2 por ciento.

En el caso de la Banda Ancha Fija, si en 2010 se requería destinar cerca de 18 por ciento de los ingresos promedio mensuales para contratar un servicio de 1Mbps, a principios de 2016 esa cifra llegó solo al 2 por ciento. El mayor avance se dio en Bolivia, donde pasó de 84,8  por ciento a 9 por ciento.

– Despegue de la banda ancha móvil –

Hasta 2010 la penetración de la Banda Ancha Fija (BAF) y la Banda Ancha Móvil (BAM) era prácticamente la misma en la región.

Pero en los últimos años la modalidad móvil avanzó a pasos agigantados. En el periodo, la tasa de crecimiento promedio anual de las suscripciones a la BAM fue de 55,3 por ciento mientras que la de la BAF fue de 11 por ciento y el número total de suscripciones móviles creció 802,5 por ciento frente a 68,9 por ciento en que lo hizo el de conexiones fijas.

“La cobertura de las redes móviles y la diversidad y asequibilidad de los dispositivos explican la fuerte difusión de la alternativa móvil”, explicó la Cepal.

Con un crecimiento en el período de un 4 mil por ciento, Perú fue el país que anotó la mayor expansión de la BAM, lo que significó aumentar en 36 el número de suscripciones por cada 100 individuos en 2015 respecto de 2010.

Brasil, Uruguay y Argentina tuvieron cambios porcentuales de entre 500% y mil 300 por ciento, que significaron un aumento de entre 60 y 80 suscripciones por cada 100 individuos, destaca la Cepal. A la inversa, el país con menor cambio porcentual fue Venezuela (116 por ciento).

– A paso lento –

Pero pese a los avances “quedan pendientes problemas relacionados con la calidad y equidad en el acceso a Internet”, advierte la Cepal.

En términos de calidad del servicio, “ningún país de la región tiene al menos 5 por ciento de sus conexiones con velocidades mayores de 15Mbps mientras que, en los países avanzados, el porcentaje de conexiones de esta velocidad es cercano al 50 por ciento”.

En Banda Ancha Fija, la media de la velocidad promedio era de 4,7 Mbps, con Chile como el país con mayor velocidad (7,3 Mbps) y Venezuela con la menor (1,9 Mbps).

La velocidad de acceso de la Banda Ancha Fija es clave para los procesos productivos y el salto que debiera dar América Latina para aumentar sus índices de crecimiento económico.

“En los países más avanzados en la materia, como la República de Corea y Noruega, las cifras superan el 50 por ciento de las conexiones por encima de 15 Mbps”, advierte el informe.

Chile, Uruguay y México muestran los mejores rendimientos, con un 15 por ciento de sus conexiones por encima de 10 Mbps y cerca de 4 por ciento por arriba de los 15 Mbps. En contraste, Bolivia, Paraguay y Venezuela son los más rezagados, con 0,5 por ciento  de conexiones de más de 10 Mbps y 0,2 por ciento de conexiones por encima de 15Mbps.

En la región, persisten además las diferencias en el acceso entre las zonas rurales y urbanas, y entre quintiles de la distribución del ingreso.

Sobre el uso, las redes sociales son la principal actividad para la que ingresan a internet los latinoamericanos. Un anterior estudio de la Cepal muestra que un 78,4 por ciento de los usuarios de internet en la región participan en redes sociales frente a un promedio mundial de 63,6 por ciento.

Café chejov cuadro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here