Conejos mágicos vestidos con traje elegante que corren a toda prisa para evitar llegar tarde. Pequeños hombrecitos que actúan como locos mientras toman el té. Ratones que se sienten ofendidos al escuchar la palabra “gato” y que lo expresan gesticulando y hablando en tono molesto. Para encontrar todo esto no se necesita caer, y caer, y caer a lo largo de un largo túnel que lleva al País de las Maravillas, únicamente se requiere leer esta obra clásica de Lewis Caroll o escuchar la lectura en voz alta que se hace de esta obra dentro de los festejos del Día Mundial del Libro que, al igual que en otras ocasiones, es organizado por la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara.

El encargado de iniciar con este festejo fue el presidente de la FIL, Raúl Padilla López, quien hizo un recuento de los alcances que se tendrán en la lectura en voz alta de este año.

El presidente de la FIL recordó que el primer festejo del día del libro que se organizó en la ciudad fue en el año 2002, por lo que a la fecha han sido poco más de 150 mil personas las que han prestado sus voces a diferentes autores para dar vida a una gran cantidad de personajes.

En todas estas ediciones se han leído obras de Juan José Arreola, de Julio Cortazar, de Pablo Neruda, Julio Verne, Jorge Luis Borges, Gabriel García Márquez, Agustín Yañez, Horacio Quiroga, Jorge Ibargoengoitia, Bran Stoker, Jean Austin y José Emilio Pacheco.

Para escoger la obra que desde las diez de la mañana es leída, es decir, Alicia en el País de las Maravillas, votaron un total de 41 mil 740 personas, superando a La Metamorfosis, de Franz Cafka, y La Muerte Tiene Permiso, texto del mexicano Edmundo Valadéz.

Por su parte, el rector general de la Universidad de Guadalajara (UdeG), Tonatiuh Bravo Padilla, recordó que uno de los beneficios principales de esta actividad es el fomento a la lectura entre los jóvenes.

Café chejov cuadro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here