Foto: Federico Parra/ AFP

Caracas, Venezuela

El poder electoral de Venezuela rechazó este viernes la acusación de parcialidad que le formuló el gobierno de Estados Unidos de cara a las elecciones de gobernadores del próximo domingo.

El Consejo Nacional Electoral (CNE) “quiere comunicar al país y a la comunidad internacional el rechazo a la agresión perpetrada contra nuestra soberanía”, manifestó la presidenta del organismo, Tibisay Lucena.

“Nuevamente ese gobierno (el de Estados Unidos) pretende calificar la legitimidad de los procesos electorales a partir de sus intereses políticos e imponer fórmulas para la dominación en nuestro país que ni siquiera son aplicadas en su propio territorio”, agregó en declaraciones realizadas en la sede del CNE.

Acompañada de la presidenta de la Asamblea Nacional Constituyente, Delcy Rodríguez, y del ministro de la Defensa, general Vladimir Padrino, Lucena acusó a Washington de desconocer “deliberadamente todas las garantías para el ejercicio del voto en Venezuela”.

El Departamento de Estado, en un comunicado de su portavoz, Heather Nauert, había expresado su preocupación por “una serie de acciones” del CNE “que cuestionan la imparcialidad del proceso electoral”.

El texto mencionó, entre otros, el “cierre de centros de votación en zonas que son baluartes de la oposición”, la “manipulación del diseño de las balotas” (las papeletas electorales) y la falta de observadores y de una auditoría “completa e independiente”.

La oposición venezolana enunció que el CNE no le permitió sustituir candidatos que inicialmente había inscrito y que a última hora fueron reubicados unos 200 centros de votación, con el fin, dijo, de afectar a su electorado.

Lucena, a quien Washington incluyó en una lista de funcionarios venezolanos sancionados por quebrantar la democracia, aseguró que esos señalamientos están basados en “mentiras y manipulaciones”.

La presidenta del CNE afirmó que se realizaron “más de 14 auditorías” para estos comicios, que los centros electorales fueron trasladados para evitar brotes de violencia y que habrá 1.240 observadores nacionales y 70 personalidades de un “acompañamiento verdaderamente independiente”.

Estados Unidos expresó también “preocupación” por la denuncia de la empresa Smartmatic, que dio soporte tecnológico en varias elecciones en Venezuela, de que hubo “manipulación” en la votación en julio de la Constituyente, integrada solo por oficialistas.

Los venezolanos acuden a las urnas el domingo para elegir a 23 gobernadores en unos comicios que, según la Constitución debieron haberse celebrado en 2016.

Recordarás: Más de 140 mil militares custodiarán elecciones regionales en Venezuela

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here