Venezuela cierras sus fronteras con Aruba, Bonaire y Curazao
Fotografía: Ricardo Herdenez XINHUA
Caracas, Venezuela.

La vicepresidenta ejecutiva de Venezuela, Delcy Rodríguez, anunció hoy la decisión del gobierno de suspender las comunicaciones aéreas y marítimas con las vecinas islas de Aruba, Bonaire y Curazao.

“Hemos decidido tomar la decisión de suspender todo tipo de vuelos privado, comercial y de tráfico de embarcaciones hacia las islas de Aruba, Curazao y Bonaire”, precisó Rodríguez.
La vicepresidenta venezolana señaló que el gobierno decidió además colocar “bajo revisión” la relación con los citados territorios.

Rodríguez expuso que la medida obedece a “la decisión del gobierno de Curazao de servir de centro de acopio para una supuesta ayuda humanitaria forzada”.

Estados Unidos y otras naciones de la región, en coordinación con la oposición venezolana, han dicho que intentarán ingresar a territorio venezolano la presunta ayuda humanitaria el próximo 23 de febrero.

Las tres islas comparten frontera con Venezuela en la región noroeste y poseen distintos acuerdos de relación administrativa con Holanda.

Rodríguez expuso que Curazao en específico es una isla con la que Venezuela ha mantenido “relaciones históricas de amistad, vecindad, cooperación y hermandad”.

Lamentó por ello que Curazao “haya decidido prestarse para este ‘show’, que lo que pretende es la intervención de Venezuela”.

Según Rodríguez, lo que se pretende el 23 de febrero responde a señalamientos hechos en octubre de 2015, por quien entonces era jefe del Comando Sur de Estados Unidos, John Kelly.

Recordó que en ese momento Kelly afirmó “que de presentarse una situación de crisis humanitaria en Venezuela, Estados Unidos intervendría militarmente”.