Vecinos de San Rafael
Fotografía: Rafael Hernández
Guadalajara, Jalisco.

Vecinos del Parque San Rafael en Guadalajara anunciaron que saldrán de nuevo a las calles para botear y juntar un millón 800 mil pesos que les piden como garantía para hacer válida la suspensión otorgada por la justicia federal y poder frenar así la construcción de 14 Torres de departamentos en su comunidad.

Gabriela Cervantes, presidenta del colectivo Vecinos Unidos por Jardines de La Paz y Colonias Aledañas, pidió la colaboración de la ciudadanía en general para juntar el recurso que requieren para lograr que sea clausurado el desarrollo El Gran San Rafael que se construye donde antes estaba situado el club deportivo Chivas.

Señaló que el problema es de todos los habitantes de Guadalajara por los riesgos de contaminación que se viviría a los mantos freáticos y la desaparición de especies de aves endémicas del Parque San Rafael y sus alrededores.

Por su parte, Alejandro Cárdenas Enríquez, abogado de los vecinos, indicó que ya hay una suspensión definitiva a favor de los habitantes del sitio pero que sin la garantía, los trabajos de obra podrían seguir hasta por un año, tiempo en el que podría resolverse el fondo del amparo y la revisión del mismo.

A los vecinos del Parque San Rafael, se les otorgó desde el año pasado la suspensión provisional y definitiva para frenar la construcción de los departamentos, sin embargo, no ha sido frenada la obra por el Ayuntamiento de Guadalajara por lo que ya dieron vista al Ministerio Público Federal para la tramitación del posible delito de desacato a un mandamiento judicial.