Vacunas vivas
Fotografía: EFE
Berlín, Alemania.

El Instituto Paul Ehrlich (PEI), la agencia oficial alemana de vacunas y biomedicamentos, cree que las vacunas vivas existentes podrían ofrecer cierta protección contra el coronavirus SARS-CoV-2, ya que contienen patógenos pero atenuados que activan el sistema inmunológico.

“En general, los estudios epidemiológicos indican que las vacunas vivas, aunque en un pequeño porcentaje, podrían proporcionar una ‘protección cruzada’ contra patógenos no relacionados con su especificidad”, dijo Klaus Cichutek, presidente del instituto. Destacó sin embargo que estos estudios todavía no constituyen una prueba de tal protección.

La protección cruzada se refiere a la que entrega una cepa atenuada de un virus a otra variedad infecciosa.

Las recomendaciones para el uso de una vacuna viva ya aprobada contra el nuevo coronavirus “requerirían en cualquier caso primero de datos correspondientes y convincentes, especialmente sobre la eficacia contra el covid-19”, destacó. Según el PEI, estos datos no están disponibles actualmente en todo el mundo.

Melanie Brinkmann, del Centro Helmholtz de Investigación de Infecciones (HZI), señaló que hay indicios de que la vacuna contra la tuberculosis BCG puede proteger contra infecciones virales en los seres humanos. Indicó que aún no se sabe si esta respuesta inmunológica también ofrece cierta protección contra el SARS-CoV-2.

Según el PEI, dos ensayos clínicos están probando actualmente ese efecto de la relativamente nueva vacuna BCG VPM 1002, que ya ha sido probada en cuanto a su seguridad, en ciertos grupos de riesgo. El instituto alemán agregó que los resultados se esperan para 2021.