Las desigualdades económicas, laborales y sociales, así como la violencia y discriminación que sufren las mujeres mexicanas se debe a que el Estado Mexicano no ha trasformado las instituciones ni las leyes que incluyan la participación abierta y franca de las mujeres. En la vida cotidiana las leyes no se cumplen a su favor, y las mismas féminas desconocen sus derechos, dijo Raquel Edith Partida Rocha, presidenta de la Asociación de Mujeres Académicas de la UdeG, que agrupa a 60 investigadoras de esta institución.
La transformación de esta condición discriminatoria tendrá que venir a través de la educación, por ello la Asociación organiza un diplomado nacional llamado “Mujer, trabajo, y familia” del 2 al 18 de diciembre en la nueva Biblioteca Pública del Estado “Juan José Arreola”.

Banner opinion

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here