Peugeot
Imagen referencial: Groupe PSA
París, Francia.

La Comisión Europea anunció el lunes la apertura de una “investigación” para determinar si la ayuda de 20.7 millones de euros concedida por Madrid al grupo PSA para el desarrollo de su planta de Peugeot en Vigo se ajusta a las normas de competencia continentales.

“La Comisión examinará detenidamente si la ayuda es realmente necesaria para permitir la inversión en procesos de producción innovadores y si contribuirá al desarrollo de la región sin distorsionar indebidamente la competencia ni socavar la cohesión en la UE”, declaró Margrethe Vestager, comisaria europea de Competencia, en un comunicado.

“En esta fase, la Comisión duda de que la ayuda de 20.7 millones de euros prevista para Vigo cumpla todos los criterios de las directrices sobre las ayudas de Estado de finalidad regional“, añadió.

Según la Comisión Europea, en abril de 2015 el grupo PSA inició las obras estimadas en 500 millones de euros para modernizar las líneas de producción de su planta de Vigo y España validó en noviembre de 2017 la concesión de 20.7 millones de euros en ayudas públicas.

Para ser autorizadas, estas ayudas deben “fomentar la inversión privada, limitarse al mínimo necesario y no privar de inversión a una región igualmente o más desfavorecida de otro Estado miembro”, señala la Comisión.

Inaugurada en 1958, la planta de Vigo emplea a varios miles de personas y construye vehículos utilitarios de nueva generación.