Ankara, Turquía.

Turquía afirmó este lunes que había “neutralizado” a 101 soldados del régimen de Bashar al Asad en respuesta a un bombardeo sirio que mató a cinco soldados turcos en el noroeste de Siria.

“Según nuestras fuentes, 101 miembros del régimen fueron neutralizados, tres tanques y dos cañones fueron destruidos y un helicóptero fue alcanzado”, declaró el Ministerio de Defensa turco en un comunicado.

No se pudieron verificar esas cifras de forma independiente.

El ministerio explicó que Turquía estaba efectuando bombardeos contra posiciones sirias el lunes por la noche.

Previamente, cinco soldados turcos fueron abatidos y otros cinco resultaron heridos en un bombardeo del régimen sirio contra posiciones de Ankara en la provincia de Idlib, en el noroeste de Siria.

La semana pasada, ocho militares turcos perdieron la vida en un bombardeo del régimen de Bashar al Asad.

El lunes, el Ministerio de Defensa turco advirtió que Ankara respondería “de la manera más firme” a cualquier nuevo ataque.

Estos choques podrían provocar una nueva escalada entre Turquía y el régimen sirio, apoyado por Rusia.

Tras el intercambio de disparos de la semana pasada, el presidente Erdogan instó a Siria a recular en la provincia de Idlib y le pidió a Moscú que controle a las fuerzas del régimen.

El nuevo ataque del régimen coincidió con la visita de una delegación rusa a Ankara, para participar en unas conversaciones sobre la situación en Idlib.

Turquía, que apoya a algunos grupos rebeldes en Siria, desplegó importantes refuerzos en esa provincia en los últimos días.

El conflicto en Siria ha causado más de 380 mil muertos y forzado millones de personas a abandonar sus hogares desde 2011.

La situación en Idlib preocupa especialmente a Ankara, pues la región es aledaña de Turquía.

El gobierno turco teme que la ofensiva de Bashar al Asad en esa provincia provoque una ola de migrantes, que se sumarían a los 3,5 millones de sirios que hallaron refugio en Turquía desde que empezó el conflicto.