Washington, Estados Unidos.

El presidente Donald Trump decidió este lunes postergar su decisión sobre el eventual traslado de la embajada estadounidense de Tel Aviv a Jerusalén, en medio de reacciones del mundo musulmán y del presidente francés, Emmanuel Macron.

El presidente ha sido claro: no es una cuestión de ‘si’, sino una cuestión de ‘cuando’. Pero no será adoptada ninguna decisión hoy (por este lunes) y haremos un anuncio en los próximos días“, dijo el portavoz de la Casa Blanca Hogan Gidley.

Fuentes no identificadas dijeron al diario Washington Post el sábado que una opción en análisis por la Casa Blanca era reconocer a Jerusalén como la capital israelí y dejar la transferencia de la embajada para más adelante.

Trump se comunicó telefónicamente este lunes con el presidente de Francia, Emmanuel Macron, quien le expresó al mandatario estadounidense su “preocupación” ante la posibilidad de que Washington reconozca unilateralmente a Jerusalén como capital israelí.

De acuerdo con una nota oficial del palacio del Elíseo en París, Macron “recordó que la cuestión del estatus de Jerusalén deberá ser regulada en el marco de las negociaciones de paz entre israelíes y palestinos”.

“Gran catástrofe”, “escalada”, “violencia”… los aliados de los palestinos multiplicaban el lunes sus advertencias ante la posibilidad de que Trump adoptara la decisión de modificar el estatus de Jerusalén.

Los palestinos han estado presionando a líderes regionales para que se opongan a la decisión de Washington y el movimiento islamista Hamas, que controla la Franja de Gaza, amenazó con una nueva “intifada”.

Modificar el estatuto “histórico” de Jerusalén causaría “una gran catástrofe” y “pondría fin al proceso de paz” entre israelíes y palestinos, declaró el portavoz del gobierno turco Bekir Bozdag durante una rueda de prensa.

Tal decisión de la administración estadounidense “abriría el camino a nuevos enfrentamientos, nuevas disputas, más inestabilidad en la región y acontecimientos imprevisibles”, dijo.

Jordania advirtió a Estados Unidos sobre “las graves consecuencias” de un eventual reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel, anunció el ministerio de Relaciones Exteriores jordano.

Esa decisión fomentará la violencia y no contribuirá al proceso de paz, advirtió Jordania, guardiana de los lugares santos musulmanes de Jerusalén.

La posición jordana fue comunicada por el ministro de exteriores jordano, Ayman Safadi, en una conversación telefónica con su homólogo estadounidense Rex Tillerson.

Por su lado, el líder de la Liga Árabe, Ahmed Abul Gheit, advirtió que si se decide emplazar la embajada estadounidense en Jerusalén, el hecho podría impulsar al fanatismo y a la violencia en la región.

“Es desafortunado que algunos insistan en dar estos pasos, sin que les importe el peligro que implica para la estabilidad de Oriente Medio y del mundo entero”, expresó Abul Gheit en declaraciones a la prensa.

– Trump anunciaría decisión esta semana –

Si Trump anuncia el traslado de la embajada estadounidense a Jerusalén podría causar furia en el mundo árabe y complicar los intentos de su yerno y consejero, Jared Kushner en las negociaciones de paz que lleva adelante entre israelíes y palestinos.

Kushner, de 36 años y jefe del reducido equipo negociador de la Casa Blanca, hizo una inusual aparición pública el domingo en la que dio un tono optimista a sus gestiones para alcanzar un acuerdo entre israelíes y palestinos.

“Está analizando muchos hechos y cuando tome su decisión, él será quien la anuncie. Tengan certeza que lo hará en el momento justo”, afirmó Kushner.

Todos los presidentes estadounidenses hicieron eso desde 1995 por considerar que no era el momento para una decisión de esa envergadura y se espera que Trump lo vuelva a hacer por segunda vez, aunque no le guste mucho esa medida.

– ¿Alianza de Israel y países sunitas? –

Kushner trabaja codo a codo con funcionarios israelíes y ha desarrollado vínculos con los monarcas de Arabia Saudita y Emiratos Árabes.

El yerno del presidente cree que hay una oportunidad para la paz si países árabes sunitas de la región se alinean con Israel para enfrentar la amenaza de Irán, de la rama chiita del islam.

Kushner, incluso, considera que un acuerdo israelo-palestino puede alcanzarse antes de un gran realineamiento de países.

Hay que enfocarse en resolver el gran tema“, dijo a su audiencia en el foro realizado el domingo pasado.

El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu intervino en ese foro desde Israel por videoconferencia y también se refirió a las posibilidades de una reconciliación en la región.

Empero puso énfasis en considerar a Irán como una amenaza comparable a la de la Alemania nazi por su supuesta determinación de “asesinar judíos”.

Su mensaje no hizo muchas referencias a la cuestión palestina pero aludió a la paz regional, aunque con tiempos más largos que los que Kushner tiene en mente.

Tengo esperanzas en el futuro. Hoy Israel es mucho más bienvenido que antes por las naciones del mundo“, dijo.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here