trump
Fotografía: Nicholas Kamm - AFP
Washington, Estados Unidos.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, negó el viernes que la guerra comercial con China esté perjudicando la economía de su país, y en su lugar culpó a la Reserva Federal por permitir un dólar fuerte que hace a las exportaciones estadounidenses menos competitivas.

“No tenemos un problema de aranceles (…) tenemos un problema de la Fed, dijo Trump en Twitter. Y agregó que a medida que el euro cae frente al dólar otorga “una gran ventaja de exportación y fabricación” a otros mercados, mientras que los aranceles que instauró su gobierno se ocupan de los “actores malos y/o injustos”.

 

Varias organizaciones profesionales han advertido en los últimos días al presidente estadounidense contra los nefastos efectos de los aranceles adicionales sobre productos importados de China, que deben entrar en vigencia el 1 de septiembre.

Si bien Trump acusa a menudo y con virulencia al banco central estadounidense de “frenar” la economía, el viernes apuntó contra un nuevo objetivo al señalar a las empresas que se quejan de los aranceles, asegurando que son manejadas por incompetentes.

“Las compañías mal administradas y débiles culpan astutamente a estos pequeños aranceles en lugar de a sí mismos por una mala gestión… ¡Son solo excusas!”, tuiteó.