sanciones sobre Pyongyang
Fotografía: Medios
Seúl, Corea del Sur.

El presidente estadounidense, Donald Trump, y su homólogo surcoreano, Moon Jae-In, se comprometieron a ejercer “una mayor presión” sobre Pyongyang, anunció Seúl este domingo, dos días después de un nuevo disparo de misil balístico norcoreano.

En una conversación telefónica, Moon y Trump “condenaron profundamente” el nuevo disparo de misil realizado el viernes por Corea del Norte.

Corea del Norte responde a la ONU lanzando un misil que sobrevuela Japón

“Ambos dirigentes acordaron ejercer una mayor presión y más concreta para que el régimen norcoreano entienda que más provocaciones solo lograrán reforzar el aislamiento diplomático y las presiones económicas que llevarán a su hundimiento”, declaró la presidencia surcoreana en un comunicado.

El Consejo de Seguridad de la ONU adoptó el lunes por unanimidad una nueva resolución de sanciones para obligar a Corea del Norte a renunciar a sus programas balístico y nuclear.

Corea del Norte afirma verse obligada a desarrollar armas nucleares susceptibles de alcanzar el territorio estadounidense a causa de la amenaza que Estados Unidos hace planear en su opinión sobre su propia existencia.

El líder norcoreano Kim Jong-Un aseguró que el disparo del viernes permite aumentar “la potencia de combate del arma nuclear”, informó la agencia oficial norcoreana KCNA.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here