drones armados
Fotografía: Nicholas Kamm / AFP
Washington, EEUU.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció el miércoles que evalúa dar desde la Casa Blanca su discurso de aceptación de la candidatura republicana para las elecciones del 3 de noviembre, lo cual rompería una larga tradición.

“Estamos pensando en ello. Sería lo más fácil desde el punto de vista de la seguridad”, dijo Trump a Fox News.

El discurso de investidura del 27 de agosto, la formalidad más importante de un candidato presidencial, iba a ser originalmente un acto masivo de la convención nacional republicana en Charlotte, Carolina del Norte.

Pero el plan tuvo que descartarse debido a la pandemia del nuevo coronavirus, al igual que un intento de trasladar el evento a Florida.

En Estados Unidos, los presidentes que buscan la reelección deben separar los actos de su campaña de las actividades oficiales financiadas por los contribuyentes, por lo que usar la icónica Casa Blanca como escenario para el discurso de aceptación sería como mínimo algo cuestionable.

Trump dijo en Fox News que la logística y los costos eran su principal preocupación.

“Es una operación muy grande”, dijo. “Estamos pensando en hacerlo desde la Casa Blanca porque no supone traslados. Es fácil. Y creo que es un entorno hermoso”.

Es “de lejos lo menos costoso para el país”, agregó.

Sin embargo, Trump apuntó que está dispuesto a pronunciar el discurso en otro sitio en caso de que se presentara alguna objeción.

“Si alguien tuviera problemas con esto, yo podría ir a otro lado”, dijo el mandatario.

El nuevo coronavirus, que deja más de 156 mil muertes en Estados Unidos, ha cambiado por completo la campaña electoral, imposibilitando grandes mitines y recorridas.

Los demócratas se están preparando para una convención casi completamente virtual del 17 al 20 de agosto en Milwaukee, Wisconsin. Los delegados republicanos, en tanto, prevén reunirse en una sesión reducida en Charlotte para nominar a Trump el 24 de agosto.