La Valeta, Malta.

Tres ciudadanos malteses fueron inculpados el martes por la noche en el marco de la investigación del asesinato de la periodista y bloguera anticorrupción Daphne Caruana Galizia el 16 de octubre.

Los tres hombres, con antecedentes, declararon ser no culpables de los hechos de los que se les acusa, como la fabricación de la bomba que mató a la periodista y la participación en una organización criminal.

Los hermanos George y Alfred Degiorgio, de 55 y 53 años respectivamente, y Vincent Muscat, de 55 años, no se inmutaron cuando el juez pronunció su inculpación y ordenó que fueran mantenidos en detención.

Formaban parte de un grupo de diez personas que fueron arrestadas el lunes, según anunció el primer ministro maltés, Joseph Muscat.

El primer ministro precisó que los investigadores malteses habían contado con la colaboración de la policía federal estadounidense (FBI), Europol y la policía finlandesa.

El Gobierno había prometido un millón de euros de recompensa para hacer avanzar la investigación.

Caruana Galizia reveló algunos de los aspectos más sombríos de la política maltesa, y criticó al primer ministro laborista, Joseph Muscat, hasta hace poco jefe de la oposición.

Tras su fallecimiento, sus hijos reclamaron la dimisión de Muscat, al que acusaron de haberse rodeado de estafadores y de haber creado una cultura de la impunidad que hizo de Malta una “isla mafia“.

En un comunicado publicado la semana pasada, la familia de la periodista acusó de hipócrita a Muscat y a su ministro de Justicia: “Ustedes mienten cuando dicen que tenéis la máxima determinación para que los culpables sean juzgados. Eso no es así,[su determinación] está al nivel cero“.

Banner opinion

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here