AFA
Fotografía: Mauro Pimentel - AFP
Porto Alegre, Brasil.

Brasil eclipsó al astro Lionel Messi y a una voluntariosa Argentina para clasificar a la final de la Copa América 2019, un partido (con victoria local por 2-0) en el que los argentinos criticaron la labor arbitral, provocando incluso la queja formal de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA).

El presidente de la AFA, Claudio Tapia, envió este miércoles una nota de queja a la Conmebol por los “graves y groseros errores arbitrales” que, según esa federación, perjudicaron al equipo de Lionel Messi frente al local Brasil en la semifinal disputada en Belo Horizonte.

Tapia sostuvo que “injustificadamente el árbitro omitió utilizar el VAR en por lo menos dos jugadas concretas que claramente influyeron en el resultado final del partido” y denunció que lo ocurrido durante el partido “pone en duda que se hayan observado los principios de ética, lealtad y transparencia”.

– “Manejos irregulares” –

En la carta, Tapia reclama a la Conmebol actuar contra el responsable del arbitraje de la organización, el brasileño Wilson Seneme, a quien acusa de “manejos irregulares” en los diferentes torneos continentales, “lo que evidencia una manifiesta incapacidad para ejercer el cargo”.

En la larga nota de seis páginas, el titular de la AFA criticó además al presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, que acudió al estadio Mineirao, “ya que fueron evidentes sus manifestaciones políticas y cuestionó “que en el entretiempo dio una verdadera vuelta olímpica por el estadio”.

Tapia aprovechó también para criticar a la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), por “incumplir normas de organización“, lo que provocódemoras injustificadas en el transporte de los equipos a los estadios”, salvo para el local, así como por la “poca concurrencia de público” en los estadios, los campos de juego “en mal estado” y por las “quejas de jugadores respecto a la organización, seguridad y hotelería”.

En lo puramente deportivo, Argentina se entrenó este jueves por última vez en Belo Horizonte antes de viajar a Sao Paulo para la disputa el sábado del partido por el tercer puesto, mientras que los jugadores brasileños disfrutaron de una jornada festiva antes de viajar a la Granja Comary, su habitual lugar de concentración, a un centenar de kilómetros de Rio, donde prepararán la final.

Brasil queda a un partido de alcanzar su noveno título continental, previsto el domingo en el Maracaná con el vencedor del Chile-Perú de este miércoles.

La Seleçao llegará al Maracaná invicta, sin recibir goles en el torneo y haciendo valer su condición de favorita, todo esto sin la participación de Neymar, lesionado a días de la Copa y protagonista de un mediático caso judicial por una presunta violación.

Brasil no llegaba a un duelo por el título de una Copa América desde Venezuela-2007, cuando goleó a Argentina por 3-0 con Messi en el campo.

Su rival en la inédita final del torneo de selecciones más antiguo del mundo saldrá del partido entre el bicampeón Chile y Perú, que se enfrentan este miércoles en Porto Alegre (sur).

– Resistida para Messi –

La Copa América, que fue ingrata en el pasado con Pelé y Maradona sin permitirles alzarla, continúa resistiéndose a Messi, que en 14 años defendiendo a la Albiceleste perdió tres finales (Venezuela-2007, Chile-2015 y Centenario-2016).

Y en medio de estas frustraciones, el mayor dolor que carga el ’10’ es la derrota en la final del Mundial Brasil-2014, en la que cayó con Alemania, el mismo rival que en las semifinales no tuvo piedad de la Seleçao.

Para colmo, Messi lleva también el peso de una selección argentina absoluta que no gana nada desde la Copa América Ecuador-1993.

“Si tengo que ayudar desde algún lado lo voy a hacer. Me sentí muy bien con este grupo. Mas allá del resultado, demostramos estar a la altura. Hicimos un gran partido ante Brasil y un esfuerzo muy grande. Hay futuro y Argentina tiene material para seguir creciendo”, manifestó Messi.

– Chile persigue el ‘Tri’ –

Un Chile que comienza a parecerse a La Roja bicampeona y un Perú discreto pero envalentonado disputarán este miércoles la segunda semifinal de la Copa América, una historia más que alimentará el Clásico del Pacífico.

Ambos llegaron a esta semifinal por la vía de los penales en cuartos: Chile derrotó 5-4 a Colombia tras igualar 0-0 en los 90 minutos, mientras que Perú con el mismo marcador se quitó de encima al favorito Uruguay.

El de Porto Alegre será el vigésimo primer partido entre ambos combinados en los libros de la Copa América (8 victorias de La Roja, seis de los del Rímac, seis empates) y el 81 en el historial del Clásico del Pacífico, en el que Chile lleva 44 victorias contra 22 de los incas.

Curiosamente, un enfrentamiento en semifinales fue el último cara a cara que tuvieron en una Copa América. Ocurrió en 2015, cuando el anfitrión Chile se impuso 2-1 y avanzó a la final en la que luego venció a Argentina por penales para conseguir su primer título.