Por: Marco J. Gallardo

17 enero del 2020.- El inicio de actividades en la Preparatoria Regional, así como en el CU Lagos, ha causado un incremento en los usuarios que utilizan el transporte público, generando largas filas y congestionamiento al momento de tomar alguna de las unidades.

De acuerdo con los usuarios, es en estas fechas que las rutas de camión urbano comienzan a saturarse, lo cual incrementa el tiempo de espera y transporte entre casi cualquier sitio de la ciudad. Al respecto, el señor Guillermo, usuario de la ruta urbana, comentó que en este inicio a clases “hay más apertura, más trabajo y se entretiene uno más”.

“No hay suficientes (camiones) para cuando regresan los chicos de la prepa, o sea van atascados de gente. Es imposible transportarse de una forma  cómoda en los camiones, sobre todo en las rutas de la prepa”, explicó Laura, estudiante que frecuenta el camión prepa-cañada.

Sobre cuánto es el tiempo de espera, los usuarios aseveraron que lo normal es esperar 10 o 15 minutos. Sin embargo, cuando es temporada de clases, la espera aumenta de 20 a 40 minutos por unidad.

Aunque las unidades de camión urbano son la opción más económica de transporte, pero a su vez las más tardadas, algunas personas deciden optar por contratar taxis, los cuales se ven beneficiados por dicha situación.

“Lo que pasa es que los camiones a veces no pasan o a veces van muy llenos, y es cuando se le sube el trabajo a uno. Normalmente es cuando van y buscan al taxi”, agregó Gilberto, taxista en el mercado Roque García.

Aunado al  reclamo por la tardanza, aquellos que transitan en las rutas urbanas, explican que éste es sólo uno de los tantos problemas que el sistema de transporte público tiene como deuda con los laguenses.