Danzantes
Fotografía: Ignacio Pérez
Zapopan, Jalisco.

El día posterior a la romería de la virgen de Zapopan está dedicado al Día del Danzante. En los dos días, se calcula que 30 mil danzantes acompañaron el recorrido de la imagen religiosa, a lo largo de casi 9 kilómetros, desde la catedral de Guadalajara a la basílica de Zapopan.

Se observan danzantes de todas las edades, con vistosos y coloridos trajes, con rutinas que se ensayan desde meses atrás al 12 de octubre.

Las danzas que representan el sincretismo religioso, también forman parte del Ciclo Ritual de la “Llevada” de la Virgen de Zapopan, como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, declarada por la UNESCO en noviembre del año pasado.

El Día del Danzante comienza con la entrega de reconocimientos e insignias a los cuarteles de danzantes, provenientes la mayoría de ellos de Zapopan y Guadalajara, así como de los estados de Nayarit, Guanajuato, Michoacán, Colima e Hidalgo. El acto se realizó en el atrio de la basílica de Zapopan, con la presencia del padre guardián de la basílica, Ramón Vivar Carrillo, así como por el alcalde Pablo Lemus Navarro.

Danzantes
Fotografía: Ignacio Pérez

Naomí Guzmán, danzante, habló a nombre de todos los grupos y dijo que las danzas se realizan desde hace más de 100 años.

“Desde hace más de 100 años, los danzantes hemos seguido el caminar de nuestra Generala, ya sea por tradición familiar o por fe, quienes a final de cuentas nos vemos motivados y movidos por el amor que le tenemos a nuestra querida madre. Para los danzantes, nuestras alabanzas y ofrendas que elevamos al hacer nuestra oración en movimiento, sea el tipo de danza que sea”, explicó.

Por su parte, el presidente municipal de Zapopan, Pablo Lemus Navarro, señaló que esta es la primera vez que se realiza la romería, ya con el nombramiento de patrimonio inmaterial de la humanidad. Por ello, se creó un comité que llevará a cabo acciones de difusión sobre la tradición de la romería, que este año cumplió la edición 285, pues se lleva a cabo desde 1734.

“Vienen de muchas partes de la república. Es una tradición muy bonita porque ellos preparan sus vestimentas durante todo el año, preparan sus bailables, para rendirle tributo a la virgen de Zapopan. Este es el verdadero sincretismo, es decir, nuestras culturas prehispánicas mezcladas con la cultura del catolicismo, traído por los españoles. Este es el verdadero sincretismo que se vive. Es decir, no hemos perdido nuestras costumbres indígenas, pero vivimos también las costumbres que se trajeron después de la conquista”, señaló.

´Fotografía: Ignacio Pérez

La declaración de la romería de Zapopan como patrimonio inmaterial de la humanidad implicó un trabajo de seis años de la Arquidiócesis de Guadalajara, de historiadores, de los cuarteles de danzantes, del gobierno de Jalisco y de la orden franciscana, que tiene a su cargo la custodia de la virgen de la Expectación de Zapopan.

Ignacio Pérez Vega

Ignacio Pérez Vega

Reportero en Canal 44
28 años como periodista, en medios escrito, radiofónico y televisivo. 17 de ellos en Radio UdeG, con amplia experiencia en temas como: Movilidad, educación, trabajo y desarrollo urbano, pero además en cobertura en temas de política y administraciones tanto municipales como estatales. Becario de la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI), en periodismo educativo en 2006.
Ignacio Pérez Vega