Fotografía: Pablo Toledo
Guadalajara, Jalisco. 

Quién vive al día y depende de su negocio para sacar los gastos del hogar, pagar servicios, deudas y hasta recreo, está padeciendo las pocas ventas y la escasa afluencia de personas en las calles por los efectos del Covid-19.

La señora Luz María Miranda no ha podido parar sus labores en esta contingencia, no por ser poco prudente si no por necesidad, ya que este pequeño puestos es el que da vivienda, comida y vestido a los integrantes de su familia.

El señor Tomás Ramírez es bolero en la plaza de la Américas de Zapopan, una jornada de 6 horas en días normales (sin contingencia) le da a ganar entre 800 y 1,000 pesos, hoy, refiere que las medidas sanitarias y la falta de personas en las calles le ha significado una baja de hasta 600 pesos, por lo que aguantar hasta el 19 de abril parece una prueba muy complicada para el sector independiente de trabajadores.

Aunque poco a poco los comerciantes y trabajadores independientes están retomado la actividad laboral, la contingencia que obliga a que las personas no salgan de sus casas les está afectando en demasía en los bolsillos, por esto que piden apoyos más accesibles para enfrentar las semana que aún restan del aislamiento social.

Pablo Toledo

Pablo Toledo

Con 14 años de trayectoria en diferentes medios de comunicación siempre especializado en temas denuncia, atender, escuchar y orientar al ciudadano es una prioridad del periodismo. Creyente de verdad y la fidelidad pues es la fórmula de éxito en la vida.
Pablo Toledo