Fotografía: AFP
Estocolmo, Suecia ..

Suecia, cuya estrategia frente al covid-19 es menos estricta que otros países, levantará la prohibición de visitas a los hogares de ancianos, que se vieron muy afectados por el virus al comienzo de la epidemia, anunció el martes el gobierno.

La medida era una de las pocas prohibiciones decididas por el país escandinavo, en particular la que prohibía las reuniones de más de 50 personas, todavía en vigor.

La ministra de Sanidad y Asuntos Sociales, Lena Hallengren, anunció en una conferencia de prensa el levantamiento de la prohibición de las visitas a las residencias de ancianos a partir del 1 de octubre.

De las aproximadamente 3  mil 400 muertes registradas entre enero y mayo, casi la mitad se produjeron en instituciones para personas mayores.

A diferencia de la mayoría de los países europeos, Suecia nunca ha confinado a su población, y ha pedido a todos ser responsables en el distanciamiento físico, la aplicación estricta de las normas de higiene y el aislamiento en caso de síntomas.

El uso de la mascarilla no es obligatorio ni recomendado.

Hasta la fecha, el país nórdico registró 87.345 casos de covid-19 en su territorio, de los cuales 5.851 fueron mortales, uno de los balances más altos del mundo en relación con la población.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here