asesinato de político
Fotografía: AFP
Karlsruhe, Alemania.

El principal sospechoso del asesinato del político alemán Walter Lübcke, Stephan E., se retractó de la confesión que hizo días atrás ante las autoridades, según supo hoy dpa.

La Fiscalía General alemana declinó confirmar la información.

Stephan E., cuyo apellido no se publica por las leyes de privacidad alemanas, es acusado de haber matado el 2 de junio de un tiro en la cabeza a Lübcke, un dirigente democristiano y jefe de gobierno de la ciudad de Kassel, conocido por defender la política de brazos abiertos a los refugiados.

E. fue detenido a mediados de junio y días más tarde confesó ser el autor del crimen.

La emisora pública SWR citaba hoy a círculos de la investigación según los cuales la decisión de retractarse sería parte de una táctica.

Las fuentes dijeron a la emisora que la confesión original de este hombre de 45 años había sido tan detallada que “no se esperaba que la retractación tuviera ningún efecto en las investigaciones posteriores”.

Esta mañana, la Fiscalía General obtuvo una orden de detención contra E. del Tribunal Supremo de Justicia. Se dijo que el sospechoso se retractó durante la audiencia.

La nueva orden de arresto sustituyó a la librada por el Juzgado Local de Kassel a mediados de junio. Era necesaria por razones formales debido a que el caso fue asumido por la Fiscalía General, encargada de delitos de terrorismo.

E. fue condenado en varias ocasiones y atrajo la atención de las autoridades de seguridad por sus contactos con la extrema derecha. Sin embargo, en los últimos años la Oficina de Protección de la Constitución, el servicio de inteligencia interior de Alemania, no lo había tenido bajo observación.