Los comerciantes indígenas, maltratados por la policía este jueves en el centro histórico de Guadalajara, finalmente se quedarán en el Parque del Templo de San Francisco, en el centro de Guadalajara.