Siemens minero Australia
Fotografía: Tobias Hase - Dpa News
Berlín, Alemania.

El gigante electrónico alemán Siemens quiere decidir hasta el lunes si ejecutará el pedido de suministro de equipos de señalización ferroviaria para un proyecto minero en Australia, anunció hoy Joe Kaeser, presidente ejecutivo de la empresa.

Tras una reunión con la activista del movimiento climático “Fridays for Future” Luisa Neubauer, el directivo de Siemens señaló que hay diferentes intereses, de los accionistas, de los clientes y también de la sociedad.

Kaeser dijo asimismo que Siemens debe reconocer en una fase más temprana si la empresa se involucra en proyectos críticos. También mencionó que le había ofrecido a Neubauer ser miembro del órgano de supervisión de la futura empresa Siemens Energy y que ella podía decidir si actuar en el consejo de vigilancia o en otro órgano.

“Quiero que los jóvenes puedan participar activamente. El conflicto entre jóvenes y mayores debe ser resuelto”, acotó, a la vez que afirmó que apoya al movimiento a favor de la protección del clima. Neubauer no quiso comentar la oferta de Kaeser.

“Fridays for Future” se manifestó hoy en diferentes ciudades alemanas frente a las oficinas del gigante electrónico germano en contra de la entrega de equipos de señalización ferroviaria para el proyecto minero en Australia.

El movimiento exige que Siemens se retire del proyecto de carbón.

En la sede de Siemens en Múnich, los activistas entregaron una petición contra el proyecto con 57 mil firmas, según sus propias declaraciones. La Policía indicó que la acción fue pacífica.

Siemens tiene previsto separar su división de energía en la primavera boreal y crear una nueva empresa bajo el nombre de Siemens Energy, la que se espera que salga a Bolsa en septiembre.

El año pasado se produjeron protestas contra la decisión de Siemens de participar en el multimillonario proyecto. Kaeser reaccionó a mediados de diciembre anunciando que revisaría el proyecto. “Estudiaré el asunto cuidadosamente y me pronunciaré pronto al respecto”, escribió Kaeser en la red Twitter.

El grupo indio Adani quiere construir en Australia una de las mayores minas de carbón del mundo, que se espera que produzca hasta 60 millones de toneladas al año. El proyecto que estará ubicado en el estado de Queensland ha sido combatido por los ambientalistas durante años.