Copa América
Fotografía referencial: Raul Arboleda - AFP
Río de Janeiro, Brasil.

Argentina, Brasil, Chile y Perú velan armas antes de la batalla final: los semifinalistas de la Copa América-2019 aprontan los últimos detalles para buscar sus pases a la final del 7 de julio en el Maracaná de Rio de Janeiro.

Y el torneo de selecciones más antiguo del mundo no pudo elegir mejores semifinales que dos clásicos de mucha tradición y que trasciende el mundo del fútbol: Brasil-Argentina y Chile-Perú.

– Final adelantada –

El martes, en el Mineirao de Belo Horizonte se disputará la primera semifinales, entre Brasil y Argentina. Pudo haber sido la final perfecta, pero el destino quiso que las dos superpotencias americanas se crucen un peldaño antes.

Y para agregarle más morbo a un partido que de por sí lo tiene todo, el escenario elegido es uno en el que Brasil deberá ahuyentar fantasmas y de los que asustan.

En el Mineirao, la Canarinha ya derramó sangre al caer 7-1 con Alemania en semifinales de ‘su’ Mundial de 2014. Pero también es cierto que volvió a ese escenario dos años más tarde para enfrentar a Argentina por el clasificatorio sudamericano para Rusia-2018 y no dejó dudas, goleó 3-0.

La Canarinha nunca ha perdido la Copa América como local. Su hinchada le exige mantener la estadística y perder con su rival de todas las horas sería muy difícil de asimilar, al punto de que Tite podría perder su cargo de seleccionador.

La Albiceleste, que no gana el torneo desde Ecuador-1993, puede golpear duramente a su eterno rival, si es que Lionel Messi, por fin, despierta.

En 105 años de rivalidad, Brasil ha tenido a Pelé y Argentina a Maradona. Ambas superpotencias continentales han chocado en 110 partidos, aunque cinco de ellos no los reconoce la FIFA.

Y están a la par: 42 victorias para cada equipo y 26 empates; con 176 goles para Argentina por 171 de Brasil.

Según la FIFA serían 105 clásicos, con 41 victorias para Brasil, 38 para la Albiceleste y 26 igualdades.

Argentina tiene 14 trofeos continentales frente a 8 de Brasil, que a su vez ostenta cinco títulos mundiales por dos de la Albiceleste.

El viejo Clásico del Pacífico más vigente que nunca –

En una región en la que desde principios del siglo XX el fútbol fue dominado por las selecciones del Atlántico -Argentina, Brasil y Uruguay-, Perú y Chile fueron los primeros en dar la cara por las naciones del Pacífico.

Los peruanos incluso se dieron el lujo de ganar la Copa América en 1939 (la primera de las dos que ganaron, la otra fue en 1975) y cortar con la hegemonía que hasta entonces tenían Argentina, Brasil y Uruguay.

Y Chile, uno de los fundadores de la Copa América, si bien nunca había podido hacerse del certamen en casi un siglo, rompió la racha en su casa en 2015, se quedó nuevamente con el título en la Copa Centenario de 2016.

Ahora, la Roja amenaza con ganarla por tercera vez consecutiva e igualar la gesta de Argentina en la década de 1940, que en 1945, 1946 y 1947 fue el único que logró un tricampeonato al hilo.

En este contexto, el Clásico del Pacífico que se disputará el miércoles en el Arena do Gremio, en Porto Alegre, está más vigente que nunca, una vez que la emergente Colombia fue nuevamente mucho ruido y pocas nueces y se marchó a casa, eliminada por Chile, en cuartos de final.

Las tensas relaciones que han mantenido los dos países vecinos en muchos momentos de su historia desde que se independizaron del colonizador español no han hecho más que aumentar la rivalidad en el fútbol.

El duelo además pondrá frente a frente a los dos máximos goleadores en activo de la Copa América: el peruano Paolo Guerrero y el chileno Eduardo Vargas, ambos con doce goles.

Detrás de ellos viene un tal Lionel Messi, con nueve tantos en cinco Copas América.

– Y en 2020 final en Colombia –

Y este lunes la Conmebol confirmó que Colombia acogerá la final de la Copa América-2020 y anunció que Argentina será la sede del partido inaugural.