A pesar de las cuatro bandas que la Procuraduría de Justicia de Jalisco ha puesto fuera de funcionamiento, al ser capturados unos doce asaltabancos, los atracos suman 84 y el primer fiscal Tomás Coronado ve difícil contenerlos en tanto no se pongan de acuerdo los banqueros y las policías municipales. “Los que hemos detenido nos dicen que es demasiado fácil robar un banco en estos momentos”, expresó.