En hoteles como Lafayatte y Las Pérgolas, están acuartelados policías federales que preparan el operativo para los Juegos Panamericanos en la ciudad.