Luego de la fuga de 30 reos y 44 muertos en el penal de Apodaca, Nuevo León, fueron trasladados al penal de Puente Grande, Jalisco, tres de los reos más peligrosos, quienes comandaban células del grupo de los “Zetas” tanto dentro como fuera del penal. Se trata de Marco Antonio de León Quiroga, “El Chabelo”; José Francisco Gomiz Vega “El Extraño”, y Mario Andrés Acorta Ríos “El JR”.

[pro_ad_display_adzone id=58758]

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here