Sigue estancado el caso de la activista feminista (nombre que mantienen en secreto) que en diciembre del año pasado fue violada en el centro de Guadalajara, denuncia la integrante de la Red de Derechos Sexuales y Reproductivos en México, Patricia Ortega, quien explicó que luego de la denuncia, el Ministerio Público no ha dado celeridad a la integración de las pruebas, entre ellas, la fotografía que identifica al agresor.
Patricia Ortega asegura que la atención que promueven las instituciones hacia las mujeres es una mentira, y no descarta la posibilidad de manifestaciones por parte de su organización para que se atienda el caso, y se evidencie la burocracia y lentitud de este tipo de casos.

Banner opinion

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here