En la madrugada del domingo fueron descubiertos 49 cadáveres cercenados en el municipio de Cadereyta, Nuevo León, una masacre sin precedentes en ese estado. La identificación de los restos se apunta complicada, sin descartar que fuesen migrantes centroamericanos, dado que fueron decapitados. Los crímenes se atribuyeron presuntamente al cártel de los Zetas, sin que las autoridades hayan dado más detalles hasta el momento.

[pro_ad_display_adzone id=58758]

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here