Sanders lidera primaria demócrata en New Hampshire en mala noche para Biden
Fotografía: Joe Raedle - Getty Images - AFP
ManchesterEEUU.

El izquierdista Bernie Sanders lideraba el martes las primarias demócratas de New Hampshire, en una mala noche para el exvicepresidente Joe Biden, por meses favorito, que aparecía apenas quinto en la carrera para elegir al rival de Donald Trump en noviembre.

Con dos tercios de los colegios electorales reportados en New Hampshire, Sanders, el senador independiente de Vermont, recogía un 26,4% de apoyos, en tanto Pete Buttigieg, el joven exalcalde de South Bend, Indiana, marcaba un 23,9%, y Amy Klobuchar, una senadora centrista de Minnesota, obtenía 20%. 

Biden, con solo un 8,5%, generaba dudas sobre la viabilidad de su postulación, y era superado por la senadora progresista de Massachusetts, Elizabeth Warren (9,4%), según informes de los medios estadounidenses.

Los aspirantes demócratas a la Casa Blanca buscan afinar la contienda tras un caótico comienzo del proceso de nominación partidaria la semana pasada en los “caucus” (asambleas ciudadanas) de Iowa, donde Buttigieg y Sanders quedaron cabeza a cabeza tras un vergonzoso conteo de varios días.

Desde Twitter, Trump ironizó sobre la batalla de sus contrincantes, con comentarios burlones hacia Warren, a quien apodó “Pocahontas” por los antepasados indígenas que dijo tener la senadora. “Creo que está enviando señales de que quiere salir” de la campaña, dijo.

Dos candidatos, Andrew Yang, un empresario tecnológico nuevo en la arena política, y el senador de Colorado, Michael Bennet, anunciaron su retiro de la contienda tras resultados decepcionantes en New Hampshire, la primera votación primaria del maratónico camino hacia la investidura demócrata que surgirá de la convención en julio.

Con estas deserciones, ahora son nueve los aspirantes demócratas a derrotar a Trump.

– El trampolín –

New Hampshire, un estado del noreste del país con sólo 1,3 millones de habitantes, aporta 24 delegados a la convención demócrata, menos del 1% de los necesarios para la nominación, pero tiene una gran influencia en el panorama político del país por oficiar de trampolín en los inicios.

Sanders, de 78 años y líder de las encuestas a nivel nacional, confiaba en su victoria en este estado, donde arrasó en 2016 contra Hillary Clinton. Buttigieg, de 38 años y quinto en los sondeos de todo el país, aparecía como un serio competidor tras ganarle por estrecho margen en Iowa.

Pero era Klobuchar, de 59 años, sexta a nivel nacional pero cuya popularidad creció tras el debate del viernes, quien daba la nota al aparecer tercera en New Hampshire.

“No puedo esperar para ganar (…) y construir un movimiento de demócratas enardecidos, de republicanos independientes y moderados”, dijo a sus seguidores esta nieta de un minero, recordando sus orígenes humildes.

Biden, que encabezó durante meses las encuestas nacionales del Partido Demócrata y acaba de perder la delantera tras quedar relegado a un cuarto lugar en Iowa, prometió pelear cada voto en New Hampshire.

Pero sorpresivamente, el exvicepresidente de Barack Obama canceló una fiesta en la noche y se fue a Carolina del Sur, donde el 29 de febrero espera revertir su suerte en las primarias gracias al importante apoyo que tiene entre la población negra.

“Hasta ahora no hemos escuchado a los electores más comprometidos del Partido Demócrata, la comunidad afroamericana y el segmento de la sociedad de más rápido crecimiento, la comunidad latina”, dijo Biden a sus partidarios en un acto en ese estado.

Su campaña también anunció el martes mitines al final de la semana en Nevada, que celebrará sus “caucus” el 22 de febrero.

– Bloomberg se prepara – 

Ansiosos por recuperar la Casa Blanca, los demócratas se debaten entre la “revolución política” propugnada por Sanders, quien se define como un “socialista democrático”, y el realismo de moderados como Buttigieg y Klobuchar, que prometen renovación y unidad, respectivamente.

A nivel nacional, en lo que analistas ven como un “cambio dramático”, Sanders lidera con 23%, seguido de Biden con 20,4%, en baja desde enero.

Pero el multimillonario Michael Bloomberg (13,6%) ya está tercero tras ingresar a la carrera en noviembre, desplazando a Warren (13%), Buttigieg (10,4%) y Klobuchar (4,4%), según sondeos de RealClearPolitics.

El exalcalde de Nueva York decidió no competir en Iowa ni en New Hamphire, ni tampoco en Nevada o Carolina del Sur.

Con un discurso de centro y muchos dólares para gastar, Bloomberg apuesta a meterse de lleno en la batalla en el “Súper Martes” del 3 de marzo, cuando 14 estados realizan internas, entre ellos los cruciales California, Texas, Virginia y Carolina del Norte.

El magnate ya puso 260 millones de dólares de su fortuna personal en la campaña, para furia de Sanders que lo acusó de tratar de “comprar las elecciones”.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here