En México la incidencia de nacimientos por cesárea en madres jóvenes es más alto que en otros países de América Latina, lo que eleva la presencia de enfermedades respiratorias, gastrointestinales e incluso la posibilidad de presentar infecciones graves, señaló el director del Instituto de Nutrición Humana, Edgar Vázquez Garibay.