Complemento alimenticio para los más pobres termina como alimento para cerdo, según pruebas que presentó el diputado federal Salvador Caro, quien acusó y mostró fotografías de personal de la Secretaria de Salud Jalisco vaciando el alimento en costales para venderlo a 5 mil pesos por cargamento y luego destruyendo los empaques. Los listados de la dependencia reportan que todo se consumió. Pedirá su intervención a la Auditoria Superior de la Federación.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here