Rusia y China
Fotografía: Vancouver Courier
Ottawa, Canadá.

China y Rusia deben ayudar a calmar las tensiones en la península de Corea, dijo el viernes el primer ministro canadiense Justin Trudeau, pese a que esos dos países no fueron invitados a una conferencia en Canadá sobre la crisis de Corea del Norte.

Canadá y Estados Unidos son co-anfitriones de una reunión de ministros de Relaciones Exteriores de más de una docena de países que tendrá lugar en Vancouver entre el 15 y el 17 de enero, en la que se buscará fortalecer los esfuerzos diplomáticos para desnuclearizar la península de Corea.

Trudeau dijo que Canadá “espera” un compromiso en la cumbre, y agregó que “continuaremos el diálogo en curso con todos los socios, incluidos países como Rusia y China, que desempeñarán un papel importante en la paz en la península de Corea”.

El llamado Grupo de Vancouver está formado por los países que lucharon en la Guerra de Corea de 1950 a 1953. Incluye a Corea del Sur, Gran Bretaña, Filipinas y Australia.

“Todos sabemos que la comunidad internacional está desempeñando un papel extremadamente importante para desactivar y reducir las tensiones en la península de Corea”, declaró Trudeau.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, dijo en diciembre que la reunión buscará aumentar la presión sobre Corea del Norte para que negocie el fin de su programa nuclear.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here