Berlín, Alemania.

El futbolista colombiano James Rodríguez dejará el Bayern de Múnich este verano a petición propia, confirmó este martes el presidente del directorio del club muniqués, Karl-Heinz Rummenigge.

“En principio, la decisión fue tomada porque vino a verme antes de final de temporada para pedirme que no ejecutáramos la opción de compra”, dijo Rummenigge confirmando las informaciones aparecidas el lunes en la prensa.

“Ejecutar la opción en contra de su voluntad no habría tenido ningún sentido, añadió el hombre fuerte del conjunto bávaro. “No debemos contratar a un jugador por 42 millones de euros si no podemos ofrecerle un puesto como titular en el equipo”.

Según Rummenigge, el internacional colombiano de 27 años, llegado en calidad de cedido del Real Madrid en 2017, quería un puesto de titular. “Aquí no hay garantía”, respondió el dirigente, que lo lamenta “personalmente”.

El exatacante de 63 años se declaró “fan del juego” de James: “Es un jugador con grandes cualidades”.

En sus 67 partidos con el Bayern, James ha marcado 15 goles y ha aportado 20 asistencias. Brillante en ocasiones, nunca se ha terminado de imponer esta temporada bajo la dirección del entrenador, Niko Kovac.

Su destino por el momento es incierto, puesto que el Real Madrid no tiene sitio para él.

Los medios de comunicación hablan de un traspaso al Nápoles, donde se reencontraría con el técnico Carlo Ancelotti, que quería convertirle en uno de sus jugadores clave en el Bayern en la temporada 2017/18 antes de ser despedido en el otoño boreal por sus malos resultados.

Comprar al colombiano para revenderlo y sacar provecho económico no fue una opción para Rummenigge. “Eso no sería correcto con respecto al Real Madrid y no es el estilo del Bayern. Nosotros no hacemos trata de seres humanos“, explicó.