Se rinde en Filipinas el hombre que tomó varios rehenes en un centro comercial
Fotografía: Ted Aljibe - AFP
Manila, Filipina.

Un exagente de seguridad que el lunes tomó como rehenes a unas treinta personas en un centro comercial de Manila se rindió tras haber disparado contra una de ellas, indicaron los medios locales.

El hombre salió del centro comercial V-Mall, e hizo declaraciones a los periodistas antes de ser detenido por la policía.

Según el hombre, los empleados del centro comercial le habían tratado mal.

Los rehenes fueron llevados fuera del edificio pero la policía no indicó su número exacto ni si había heridos.

El secuestrador era un exempleado que estaba disgustado porque lo despidieron, dijo a la prensa Francis Zamora, el alcalde de San Juan, el distrito de Manila donde está situado el centro comercial.

El lunes el hombre entró disparando en el lugar e hirió a un guardia de seguridad, que fue hospitalizado en estado estable, indicó Zamora.

Luego se encerró en un despacho con los rehenes, unas treinta personas, según las autoridades.

La dirección del centro comercial confirmó “la toma de rehenes de algunos empleados por parte de un antiguo (…) agente de seguridad” de la empresa, sin especificar el número de personas retenidas.

Las fuerzas de seguridad intervinieron rápidamente tras los disparos y los clientes fueron evacuados.

Durante horas las autoridades negociaron con el secuestrador para convencerle de que se rindiera. La policía estuvo en contacto con él por walkie-talkie y él pidió poder hablar con sus excompañeros guardianes así como con la prensa.

Los responsables de la empresa pidieron disculpas en una rueda de prensa por haber contratado al hombre.

Los centros comerciales en Manila, que concentran restaurantes, estructuras médicas e incluso iglesias, son lugares cruciales en la vida social del país. El V-Mall estaba lleno cuando empezó el incidente.