asesinato periodista
Fotografía: Ulises Ruiz Basurto - EFE
Ciudad de México, México.

Una investigación reveló este miércoles algunas pistas que no fueron tomadas en cuenta en la investigación del asesinato de la periodista Miroslava Breach, muerta el 23 de marzo de 2017 en Chihuahua.

A pesar de que meses después de su muerte el gobernador del estado de Chihuahua, Javier Corral, anunció la detención de Juan Carlos Moreno, apodado el Larry, los investigadores de El Proyecto Miroslava y Colectivo 23 de marzo, en colaboración con organizaciones internacionales, revelaron este miércoles algunas incongruencias en este mediático crimen.

El Larry fue el único detenido del caso y, según las autoridades, sería el único instigador del asesinato de Miroslava, algo que los investigadores consideran que “deja por fuera de sospecha precisamente a quienes ella había investigado: el crimen organizado y sus nexos con la política“.

Una de las primeras piezas que señala la investigación es la cartulina encontrada en el lugar del crimen, la cual tenía un mensaje firmado por El 80, un jefe regional del poderoso Cártel de Juárez, enemigo de Los Salazares, otro cártel sobre el que Breach había publicado algunas investigaciones.

El mensaje de la cartulina fue cambiando durante las 48 horas posteriores al asesinato. Además, “la cadena de custodia de esta evidencia, a pesar de ser esencial, no había sido mantenida debidamente”, reveló la documentación.

“Resulta imposible rastrear las manos por las que pasó, desde la escena del crimen hasta que se hizo público”, asegura la investigación de Colectivo 23.

“Esto le pasará a todas la gente de lengua suelta y ligadas al Gobernador. Voy por ti, Gober”, decía la cartulina inicialmente.

A partir de este primer indicio, las incongruencias se comienzan a acumular.

Una de ellas es la presencia del gobernador Corral tres días después del asesinato en el domicilio de uno de los cómplices, Jaciel Vega Villa, durante el cateo de la policía.

En esa inspección se descubrieron numerosas pruebas durante la investigación oficial, como por ejemplo el coche que conducía el asesino de Miroslava.

Ese coche pertenece a Jaciel Vega Villa, un estudiante universitario que conducía el vehículo en el momento del asesinato de Breach, quien murió acribillada a balazos.

“El Colectivo 23 de marzo descubrió un vínculo familiar significativo: Jaciel es ahijado de Alfredo Salazar Ramírez, líder de Los Salazares y pedido en extradición por un tribunal de Estados Unidos“, se puede leer en la investigación.

Actualmente Jaciel, chófer del asesino, está prófugo y, de acuerdo con los investigadores, “el joven fue interrogado por las autoridades algunos días después del asesinato, sin ser inculpado”.

En la casa también se encontró una computadora con grabaciones de audio correspondientes a conversaciones telefónicas entre Breach y un hombre que buscaba saber “las identidades de las fuentes la investigación de su historia acerca de candidatos en las elecciones municipales”.

Durante la llamada, Breach se negó a entregar esta información.

El interlocutor de Breach fue finalmente identificado unos 10 días después por la Fiscalía.

Se trataba de Alfredo Piñera, portavoz estatal del conservador Partido Acción Nacional (PAN), el partido del gobernador de Chihuahua.

Además, el proceso judicial del Larry continúa estancado, bloqueado por un testigo clave que se niega a hablar.

Cada 17.4 horas se perpetra una agresión contra un periodista en México y solo este 2019 se han registrado 10 asesinatos, siendo uno de los países del mundo más peligrosos para el ejercicio del oficio.