China
Fotografía: Michael Kappeler - AFP
Berlín, Alemania.

China pidió explicaciones a Alemania por la reunión en Berlín de su ministro de Relaciones Exteriores con el activista Joshua Wong, quien busca apoyo internacional para las actuales protestas en Hong Kong.

El activista, de 22 años, llegó el lunes por la noche a Berlín para una visita de varios días y publicó en Twitter una foto suya junto al ministro alemán de Relaciones Exteriores, Heiko Maas, explicando que pudo conversar con él de “las actuales protestas y de la lucha por unas elecciones libres y una democracia en Hong Kong”.

 

Este encuentro, organizado por el diario Bild, provocó la “oposición firme” de China, que lo consideró una “falta de respeto” a su soberanía y una “injerencia” en sus asuntos internos.

“Algunos medios de comunicación y políticos alemanes intentan llamar la atención usando a los separatistas opuestos a China. Hacer un espectáculo político es un método totalmente equivocado”, dijo Hua Chunying, una portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores chino.

Para Wong, esta reacción de Pekín es una “declaración desconcertante más que amenaza también a otros países”.

Wong explicó que también se reunirá con “miembros del Bundestag (cámara baja del Parlamento) alemán” en los próximos días, aunque no así con la canciller Angela Merkel.

“Si esto fuera una nueva Guerra Fría, Hong Kong es el nuevo Berlín”, dijo Wong en Facebook, refiriéndose a la escisión entre Berlín este y oeste tras la Segunda Guerra Mundial.

El domingo, Wong anunció que había sido detenido en el aeropuerto de Hong Kong, cuando regresaba de Taiwán, por haber violado las condiciones de su liberación bajo fianza.

Diseño: AFP

Pero la justicia lo liberó, aduciendo que su detención era un error de procedimiento y que la liberación bajo fianza le permitía viajar al exterior, indicó el canal de televisión RTHK.

“‘Apoyemos a Hong Kong’ es más que una simple frase. Pedimos al mundo libre que se una a nosotros para resistir ante el régimen autocrático chino”, agregó Wong en Berlín, pidiendo el apoyo de los “alemanes que lucharon por la libertad” en el pasado.

Wong, uno de los líderes del “Movimiento de los Paraguas” en 2014 fue detenido a fines de agosto, junto a otros dirigentes de las actuales protestas, y liberado bajo fianza después de ser inculpado de “incitación a participar en una manifestación prohibida”.

– Alemania, refugio de disidentes chinos –

Después de pronunciar un discurso en la universidad Humboldt de Berlín, Wong viajará a Estados Unidos en busca de nuevos apoyos.

Su visita a Berlín se produce días después de que la canciller Angela Merkel viajara a China, donde subrayó que los derechos y las libertades de los habitantes de Hong Kong “debían ser garantizados”.

En los ultimos años, Alemania se convirtió en un refugio para varios disidentes chinos, comenzando por Liu Xia, viuda del premio Nobel de la Paz, Liu Xiaobo, fallecido en 2017.

En mayo, dos exlíderes de la lucha por la independencia de Hong Kong obtuvieron el estatuto de refugiado en Alemania y se convirtieron en los primeros disidentes hongkoneses que recibían esta protección.

Las protestas en Hong Kong se iniciaron debido a un proyecto de ley que permitiría la extradición de ciudadanos de ese territorio hacia China continental.

El movimiento de protesta creció rápidamente y se convirtió en una campaña más amplia a favor de más libertades democráticas, responsabilización judicial de la violencia policial y la amnistía a los manifestantes arrestados.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here